Este taller me ayudo a observar más a mi alrededor, comunicarme mejor, valorar el silencio, entender mejor el punto de vista de otros para una mejor armonía, y sobre todo, escuchar mi voz interna. Estoy muy contenta de haber tomado estos talleres durante este momento de crisis. Los ejercicios muy buenos y reflexivos. Vivimos en una rutina diaria donde escuchamos a todos excepto a nosotros mismos. Valeria le da mucho valor al taller!

Gabriela,