Un taller lleno de herramientas simples, prácticas y fáciles de aplicar en el diario vivir, tanto en tus negocios ya instalados, o en esos que nunca te animaste a emprender.

Un encanto de facilitadora, aportando ejemplos prácticos y de todos los días, que incentiva a ir más profundo el análisis de nuestra vida, permitiendo reconocer y descubrir los movimientos necesarios para lograr el éxito que tanto anhelamos.

Adrine, consultora de negocios,